noticierodeaca
PAGINA PRINCIPAL  
  Home
  AGRESION
  OPINION
  BAHIA DE ACAPULCO
  PATRIOTAS
  HERMANO PANCHO
Home

BIENVENIDO
BIENVENIDA


-HOME-



DIVIERTASE








CADA VEZ QUE TE DIGO LO QUE SIENTO, TU SIEMPRE ME RESPONDES DE ESTE MODO:  DEJA VER, DEJA VER, SI MANANA PUEDE SER LO QUE TU QUIERES.     HOLA PRINCESITA, GRAX X ACEPTARME, ESPERO K TENGAS UNA LINDA NOCHE, TE MANDO ESTE RELATO, ESPERO TE GUSTE, X CIERTO TIENES MSN O SKYPE?? PASALO PARA PLATICAR X ALLA, VALE BESOSSSSSSS --------------------------------------------------- - - ---------------En la biblioteca

"Voy caminando por los pasillos de la biblioteca publica... y la verdad siento la mirada de los chicos... llevo una pequeñísima minifalda, sin medias... zapatos cómodos eso sí y una blusa que solo va sostenida con un botón justo en mis pechos... voy vestida así pues después me iré de fiesta y debo pasar a la biblioteca a fuerza (tengo examen de mate y debo de revisar algo antes)... ufffff en fin... entro y solo veo al chico encargado de la misma... que se queda con la boca abierta de verme... siempre he ido vestida conservadoramente, así que se impacta al verme así...

Le pido que me diga dónde puedo conseguir unos libros de mate (álgebra) y me lo indica... pero al llegar veo que tendré que subirme a la escalerita y le llamo... es un chico como de unos 29 años, así que llega a mi lado y le digo mi problema... y que me da pánico subirme a las escaleras si no me la sostienen... así que le pido que me sostenga las escaleras...

Se que, al subirme yo le voy a enseñar lo que tapa mi minifalda... una tanguita de hilo dental de encaje negro transparente que deja ver casi todo... así que con todo el morbo de saber que verá lo que escondo, me subo a la escalera y de hecho más de lo que debería, para dejarme ver bien...

Siento cómo se pone nervioso (en tanto él se ofrece a darme asesorias de mate por lo q le digo que lo pensaré).

Yo me tardo más de la cuenta para buscar el libro y me bajo... pero cuando el se mueve para apartarse le pido que no, porque eso es lo que mas pánico me da... el bajarme... así que se queda, sudando y espera... yo pego mi cuerpo al suyo lo más que puedo y al hacerlo siento en mis nalgas la dureza de su pene ya bien duro en sus pantalones y, simulando sorpresa me volteo a verlo y le digo con cara de inocente: "oye... pero ¿¿¿qué es eso tan duro y grueso que sentí al bajar de la escalera???" él tragando grueso no atina a decirme nada pensando que yo me puedo enojar... y sonriendo simplemente dejo el libro en un estante y bajo mi mano sin que él lo note hasta ponerla a la altura de su tronco y sorprendiéndolo se lo toco sobre el pantalón diciéndole: "¡Ahhhh! pero si esto es la cosa dura que sentí entre mis nalguitas... ¡¡¡ummmmmmmm!!!" y comienzo a sobárselo hasta oírle gemir... y sonriéndole le pregunto si, a esa hora, llega gente, él solo atina a mover la cabeza negándolo... por lo que decido que ese chico me va a hacer que valga la pena la ida a la biblioteca... así que entre sobada y sobada mi mano abre el cierre del pantalón y suavemente meto mi mano, aunque no hay mucho espacio...y siento sus calzones apretando ese trozo de carne... así que me arrodillo y le abro el botón del pantalón y ahí mismo, sin quitarle los pantalones, le bajo el calzón hasta dejárselo bajo los huevos... y admiro en todo su esplendor esa verga dura y parada...

Suave empiezo a tocársela... y viéndole a la cara, veo que el chico está muy nervioso, pero sin un ápice de ganas de parar... lo que esta a mi favor... y comienzo a darle lengüetazos suaves por todos lados hasta que, una vez que la tengo bien mojada, empiezo a tragármela... es un buen trozo de carne... con una belleza que me excita aún más.... me muevo suave sobre esa verga deliciosa una y otra vez... sin parar... gozándola tanto como él disfruta con cada mamada que le doy... él sólo se le escucha gemir diciendo muchas cosas que apenas se le entienden... yo lo siento a punto de correrse, así que me detengo pues no deseo que esto ocurra... y me levanto... y le digo que ahora le toca a él darme lo mismo que yo le acabo de dar... y diciéndolo me subo a la escalera hasta quedar a la altura de su boca...y me digo que me la coma... que esta mojadita esperando su boca... y abro las piernas y yo misma aparto el trocito de tela que es mi tanga... y le digo: "ven... come..." y se acerca presuroso y empieza, un poco torpe, a lamerme... se nota que eso nunca lo ha hecho... así que empiezo a susurrarle cómo hacerle... y resulta un alumno aventajado que entiende rápidamente... por lo que en poco tiempo me tiene mas caliente que nada y gimiendo salvajemente... le digo que meta un dedo en mi huequito y lo mueva como si con el dedo me estuviera cogiendo.

Él presuroso me complace y me da lo que pido...

Y empieza ese mete y saca de su dedo mientras con la lengua lame todo lo que de mi cocho sale... y entre gemidos le ordeno meter otro dedo... pero no es suficiente y le pido uno más... y aún así necesito algo más.... así que le digo que mueva esos dedos más y más y que no pare con la lengua.... y él sigue y sigue hasta que me corro violentamente... y me muevo haciendo que se haga para atrás un poco y comienzo a bajar hasta sentarme en uno de los escalones de nuevo... y le digo... "ahora si... dame ese tronco... que mi cosita pide algo grueso y largo dentro... acércate...." y se acerca y me dice, todo nervioso que esa es su primera vez... que ha tenido acercamientos y ha logrado que dos o tres chicas se la mamen... pero que nunca ha cogido... lo que me pone más caliente y le digo que entonces con mas razón debe dármela... que a diferencia de las mujeres, a los hombres no les duele la primera vez... y que yo lo guiare para que no se corra demasiado pronto...

Así se acerca y le coloco la cabeza de su tronco en la entrada de mi rajita y le digo que de un empellón hasta el fondo y la meta... a lo que obedece y me la mete hasta el fondo lo que a los dos nos arranca un gemido... y le digo que empiece a moverse suave, muy suave.... y así le hace... y empezamos a gozar deliciosamente... En mi cabeza pasan imágenes eróticas deliciosas... imágenes mías enseñando a ese chico a coger como debe ser.... y me digo que ese será el próximo proyecto que comience... así sintiéndolo entrar y salir una y otra vez, le digo que acelere un poco, pero sólo un poco... y él acelera la cogida... dándome un placer infinito a pesar de su inexperiencia...

Y nos movemos más y más... y lo siento deliciosamente dentro de mí... pero quiero enseñarle dos o tres cosas más antes de que se corra... así que le pido que pare y me bajo de la escalera y dándole la espalda le digo que me coja por detrás.... y se acerca y me la mete y le pido que ahora sí bombee como si de su vida dependiera de ello... pero que antes de correrse, se detenga... y así lo hace y ¡¡¡cómo se mueve!!! ummmmmmmmm lo único un poco incomodo es la tanguita que solo esta a un lado... pero ni eso me importa... así que le digo y lo estimulo diciéndole que me coja más... que es muy rico lo que me hace y que no pare... que me lo de todo y que es muy bueno... y siento como se desboca salvajemente porque empieza a moverse más y más y más... y me hace gemir una y otra vez mientras se van siguiendo una serie de corridas que solo mojan más y más su verga y sus huevos... y cuando esta por correrse, se detiene bruscamente dentro de mí... por lo que le digo que suave se salga... muy suave que no quiero que se corra aún... cuando lo noto más tranquilo me volteo de nuevo y le digo que ahora me lo meta para ello me muevo hacia una mesa y le digo que se acerque... me subo a la mesa y le coloco yo misma las piernas en sus hombros y le digo que ahora sí, me lo meta en la rajita y se mueva sin parar hasta derramar su leche dentro de mi cueva... por lo que se da a la tarea de dármelo todo... se mueve de maravilla y sólo le susurro que me agarre las tetas y me las masajee hasta correrse y dejarme con una buena serie de orgasmos a mí...

Se mueve frenético y siento ese cacho de carne rozarme todo el cocho mientras una y otra vez siento como me corro... es una serie de orgasmos maravillosos que me tienen loca... y seguimos sin parar ese mete y saca hasta que entre gemidos me dice que se va a correr... y le digo que acelere más... y al mismo tiempo que yo el se corre...

Al terminar y darle tiempo a recuperarse, le beso y abrazo y le digo que, si el quiere, yo puedo visitar la biblioteca varias veces a la semana para instruirlo en esa materia... a lo que me responde entusiasmado que sí... A la vez que yo demando mis asesorias de matemáticas, él entusiasmado me dice que cuando quiera.

Los dos, al terminar, nos acomodamos la ropa... yo tomo el libro y hablando de lo más normal me dirijo al mostrador... él detrás de mí hace lo mismo y estamos en esa cuando llega una señora mayor... el chico y yo nos vemos a los ojos de manera cómplice y nos reímos... y le digo que en dos días regresaré el libro... él sonríe y me dice: " la estaré esperando el lunes entonces... disfrute mucho el libro..." y salgo sonriente... deseando que sea lunes... y darle la segunda lección a mi alumno nuevo..."
.  

 
 
 
 
NECESITABA
Guillermo

Hola mi niña linda, sabes gracias a Dios he tenido mucho trabajo y no he podido sentarme a escribirte. Disculpa el que no haya escrito antes. Con muchas prisas apenas pude leer tu mensaje, cosa que me alegro el día incluso la semana. Y me dejo pensando en ti. Soñando con ese beso que tanto anhelo.

No ha sido solo de pacientes con lo que me he ocupado, tengo un invento que terminar, diseñar publicidad para la clínica. Hacer convenios de descuentos para empresas. Y por si fuera poco estoy en juntas para abrir una constructora con unos amigos. Claro también están la familia y los amigos.

Necesitaba un poco de tiempo para cerrar mis ojos y abrirlos solo para escribirte, soñarte y contemplarte en mi mente.
Necesitaba un momento asolas para que fluyera esto que solo vive en mi y contártelo
Necesitaba una música suave para soñar con tu presencia y bailar en mi mente
Necesitaba soñarte para recargar mi corazón de alegría
Necesitaba un cigarrillo para ver tu rostro en el humo
Necesitaba un té de canela para disfrutar al tomarte
Necesitaba sentir tu pelo con mis manos pero esas muy lejos
Necesitaba tu presencia y te extrañe con vehemencia
Necesitaba un beso de tus labios que acompañara esta soledad
Te necesitaba a mi lado y quise que lo supieras.
Tengo la música, el té, el cigarrillo, solo faltas tú.

Te mando un beso con sabor a te de canela
Ojla y si te puedas dar una escapadita y conocernos, te dejo mi mail. gcom72@hotmail.com y el tel de mi consultorio 24547362 y el de mi cel: 55-2088-0661
GUILLERMO

 
 
 
0000000000000000000

RECORDAR ES VOLVER A VIVIR, . . . . Lobito

 

ESTO ME PASO CON OTRA DE MIS HERMANAS (LA MENOR) QUE POR CIERTO SEGUIMOS FOLLANDO EN SECRETO.
Tengo una hermana dos años menor que yo, cuando tenia 21 años pensé que ya no tendría que cuidar más de ella, capricho de la naturaleza, que hizo que mi hermana fuera una chica bastante guapa y perseguida por muchos jilipollas, de los que yo conocía sus intenciones. No podía evitar enfadarme viendo como la zorra de mi hermana se vestía provocativa y pasaba de mis consejos, siempre iba a buscar a mis amigos. Juraría que incluso se me había insinuado unas cuantas veces pero eso siempre lo achaqué a las hormonas descontroladas típicas de su edad. Era mi hermana y por muy buena que estuviera nunca me la follaría…. ¿nunca?.

La fiesta era en casa de Richi, el niño rico y, por suerte para nosotros, consentido en lo que a fiestas sociales se refiere. Su madre le permitía todo desde que su millonario padre había fallecido. Ese fin de semana la madre de nuestro amigo se fue a ver a unos familiares, escusa perfecta para hacer una fiesta en mi lugar favorito, la casa de Richi significaba que no faltaría de nada para beber ni comer. Ahí estábamos los 4 de siempre, poco a poco fueron llegando mas invitados, los invitados traían a amigos y amigas y fueron llenando el jardín de la casa de mi colega. Había un barril de cerveza como en los bares, un par de cubos de sangría y una gran mesa entera llena de patatas, frutos secos, embutidos… Incluso se permitió el lujo de poner una barbacoa. Las fiestas en casa de Richi siempre eran las mejores porque no escatimaba en gastos a la hora de satisfacer a sus amigos.

Me dejé llevar por la emoción de estar rodeado de tanta gente, bebí bastante cerveza y no comí gran cosa, por lo que el alcohol no tardó en hacer su efecto. De pronto Toni, mi vecino, me viene riendo y diciendo que dos chicas querían conocerme. Miré a donde señalaba y una chica empezó a saludarme, le levanté la mano devolviendo el saludo y se acercó hacia mí con una copa de whisky con cola, mi “cubata” favorito. Me tomé ese vaso casi de un trago, la chica que se llamaba Patricia empezó a retozar conmigo y me trajo otro cubata. Había ligado y sin tener que trabajarme a ninguna chica. Creo que me tomé unos cuatro cubatas mientras Patri no paraba de rozarse conmigo bailando, pegaba sus pechos a los míos, me daba piquitos en los labios, apretaba su culo contra mi polla. Yo estaba totalmente borracho pero consciente de que esa chica quería echar un polvo. Qué casualidad, yo también quería. De pronto Patricia desapareció y tras cinco minutos volvió con su bolso, me preguntó si yo estaba en condiciones de echar un polvo, me sorprendió que fuera tan directa a pesar de lo salido que me estaba poniendo sus continuos roces. Por supuesto que le dije que sí, así que me llevó de la mano hasta las habitaciones de invitados.

Mi amigo Richi siempre dejaba esas habitaciones para las parejas que conseguían triunfar en sus fiestas. Con la borrachera que tenía me estaba costando trabajo seguir a su ritmo, pero llegamos a la habitación sin problemas, cerró la puerta por dentro para que nadie nos sorprendiera y empezó a desnudarse. Se quedó en ropa interior mientras yo, con una cara de tonto, la miraba. Empezó a reírse y me tiró a la cama para desnudarme, se dio cuenta de que yo no estaba en condiciones de valerme por mi mismo. Me tumbó boca arriba en la cama y como si fuera una profesional me quitó toda la ropa en dos minutos. Se tumbó encima mía y empezó a comerme la boca, yo aún tenía los calzoncillos puestos y ella su ropa interior. Con torpeza acerté a desabrocharle el sujetador y sus tetas se presentaron ante mis ojos. Parecían dos grandes naranjas, redonditas y firmes. Me apoderé de ellas y empecé a manosearlas mientras ellas movía sus caderas encima de mi polla, los calzoncillos no me dejaban penetrarla y me moría de ganas por hacerlo. Patricia empezó a besarme la boca repetidas veces, de pronto paró y me quitó los calzoncillos. Vio que mi polla no estaba totalmente empalmada así que empezó a lamerla y luego se la metió entera en la boca. A pesar del alcohol que corría por mis venas mi polla no era ajena a lo que estaba viviendo, no tardó mucho en empalmarse debidamente. Patri se me volvió a tirar encima y dándome un beso me dijo que quería follar a oscuras. Yo le respondí que quería follar, me daba igual con luz o sin ella así que entre risas se levantó y apagó la luz.

Poco tardó en volver hacia mí, a tientas me encontró tumbado en el centro de la cama, noté como sus manos tocaban mi cuerpo buscando primero mi polla y luego mi boca. Empezó a besarme con una pasión que antes no había, sus labios fueron bajando hasta mi polla. La tomó con su mano y le dio un suave masaje, luego la empezó a lamer despacio, sólo por fuera. Yo seguía bajo los efectos del alcohol que me había tomado, pero notaba esa agradable sensación de unos labios carnosos tocando mi rabo. Los labios de aquella mujer se abrieron dejando entrar a mi polla, tenía la lengua empapada en saliva y estuvo lubricando todo mi prepucio. Sus labios se vieron acompañados de su mano, me brindó una paja placentera acompañada de continuas mamadas. Estuvo así un buen rato, bajando y subiendo la cabeza, pajeando mi polla con sus labios y su mano, haciendo que yo disfrutase, un poco inhibido por el alcohol pero sólo me provocaba que mi eyaculación se atrasara aún más. El placer era igual sentido.

Sin decir nada dejó de comerme el rabo y se sentó encima mía, noté como agarraba mi polla con sus manos y dejaba la punta justo entre los labios de su coño. Poco a poco empezó a bajar, hasta que la tuvo entera dentro, luego agarró mis manos y las llevó a sus pechos que ya estaban mas tiernos, me gustaban mas así, podía manosearlos a mi antojo. Empezó a moverse haciendo que mi polla entrara y saliera de ella, al principio era un movimiento suave pero no tardó en acelerarse. Mis manos bajaron de sus pechos a su culo, acompañaba sus movimientos de cadera para hacer más fuerte las penetraciones, el ritmo iba subiendo cada vez más, mis manos la agarraban con fuerza y cada vez que ella bajaba yo subía mis caderas de golpe. La estaba penetrando con dureza aunque ella parecía no quejarse, por el contrario sujetaba mis manos contra su culo para que la agarrase más fuerte. También ella hacía por aumentar la violencia de las penetraciones, se subía y se dejaba caer con fuerza, parecía que eso le gustaba. A pesar de mi borrachera estaba empezando a llegarme el orgasmo, los movimientos de aquella zorra estaban haciendo que mi polla disfrutara de lo lindo.

Empecé a gemir y mis gemidos fueron ahogados por los suyos, estaba a punto de correrse ella también. La escuchaba jadear mientras apretaba con más fuerza mis manos contra sus caderas, parecía que no quería que la soltase nunca. Mi respiración se estaba acelerando, estaba a punto de correrme. Noté en mi polla como el coño que me estaba follando empezaba a humedecerse más de la cuenta. Sus gritos me sonaban familiares aunque era la primera vez que follaba con esta tía. Empecé a correrme y cuando ella notó la primera oleada de leche en su coño gritó entre gemidos: “¡ahora!”.

Es verdad, mi semen se estaba esparciendo por dentro de ella pero ese grito no se refería al anuncio de mi corrida. La voz que gritó me resultó muy familiar, de pronto un fogonazo me cegó, se había encendido la luz. Parpadee varias veces y a los pocos segundos cuando pude ver en condiciones sentí como si un rayo atravesara mi polla. Aquella tipa que me estaba follando no era Patricia, la que tenía encima mía cabalgando como una salvaje y follando como una loca era mi hermana. La muy cabrona no soltaba mis manos, las seguía apretando contra sus caderas mientras se seguía moviendo su coño de arriba abajo, exprimiendo mis huevos que no paraban de derramar toda la leche dentro de su coño.

Patricia nos miró desde donde estaba el interruptor de la luz, había sido ella quien se había puesto de acuerdo con mi hermana para que me la follase. La puta de mi hermana no paraba de moverse con mi polla dentro. La miré con cara de odio y ella me miraba mordiéndose los labios con una cara mezcla de placer y maldad. Me saludó diciéndome “hola hermanito” mientras seguía apretando mis manos contra sus caderas al ritmo de las penetraciones. No me lo podía creer, me habían engañado como a un tonto, había pasado de estar acostado con una chica bastante guapa, hasta que apagó la luz y entró mi hermana, supongo que estaría escondida en el armario. La muy cabrona me había comido la boca como si le fuera la vida en ello, me había hecho una mamada increíble y echado un polvazo bestial. Estaba sorprendido y enfadado, aún tenía a mi hermana encima, aunque ya se había corrido y había parado de saltar. Estaba cansada y se dejó caer sobre mi, me abrazó y quiso darme un beso pero en vez de eso lo que hice fue darle una hostia con el revés de la mano en su cara.

Estaba enfadado con ella. Me la quité de encima y cayó a mi lado entre risas y lágrimas. Yo estaba preso de la ira y me puse encima de ella a gritarle lo zorra que era, la insulté con todas las palabras y sinónimos de puta y zorra que se me habían ocurrido. Sus risas me ponían nervioso así que la agarré por las muñecas y empecé a gritarle si sabía lo que acababa de hacer. - “Si, echar un polvazo contigo, reconoce que te ha gustado”.

No mentía, había disfrutado desde la primera mamada, pero estaba muy enfadado con ella así que le sacudí otra bofetada con la otra mano. En vez de llorar empezó a reírse así que me puse de rodillas delante de ella, que estaba tumbada boca arriba y le dí otro par de bofetadas. Patricia se llevó las manos a la cabeza al ver aquella escena pero mi hermana, en vez de llorar lo que hizo fue abrir sus piernas y atraparme entre ellas. Estaba claro que quería follarme otra vez. Mi odio fue mayor, pero en vez de seguir abofeteándola lo que hice fue penetrarla, penetrarla una y otra vez mientras la agarraba por las caderas. Tuve que levantarla un poco para poder follármela pues yo tenía las rodillas entre sus piernas. La agarré por la cintura y llevé su cuerpo hasta mí una y otra vez, intentando hacerle todo el daño posible. La estaba penetrando con dureza y ella se quejaba entre gemidos de placer.

De buenas a primera elevó su cuerpo hasta pegar su pecho con el mío, me encontré que mi polla se había quedado dentro de ella hasta el fondo y no podía sacársela, tenía el cuerpo de ella encima mía y la cabrona empezó a besarme. Le dí un empujón con las manos y la caí a un lado boca abajo, escuchaba sus gemidos, entre placer y dolor, mientras me decía que yo sabía tratar a una mujer. Tenía la cara pegada a las sábanas, pude ver como su culo subía y bajaba al ritmo de sus respiraciones. Era hora de castigarla de verdad.

Miré su culo, estaba mojado con sus propios flujos y el resto de la corrida que le solté antes. Me escupí en la mano y lubriqué mi polla con mi saliva. Tomé a mi hermana por las caderas y me puse detrás de ella. Sabía qué era lo que iba a pasar y empezó a forcejear conmigo, logré meterle la punta de la polla pero ella con un grito se echó para adelante. Eso me enfadó aún más y lo que hice fue tirarme encima de ella. Estaba boca abajo y no tenía escapatoria, puse la punta de mi polla en su culo y empecé a empujar mientras ella, que la tenía atrapada con mis manos y mi cuerpo, intentaba en vano evitar ser follada por su culo.

Poco a poco mi verga se fue introduciendo dentro de su agujero trasero entre gemidos de dolor. Mi hermana dio un grito cuando se la metí entera hasta el fondo y yo le respondí dando un azote en sus nalgas. Patricia nos miraba desde su sitio en una mezcla de excitación y susto por la escena violenta que estaba presenciando. Me estaba follando a mi hermana por el culo contra su voluntad. “Ahora no te ríes eh zorra”, empecé a moverme poco a poco, metiendo y sacando mi polla de su culo, al principio intentaba evitar que la penetrara pero cada gesto que hacía era respondido con un azote en sus nalgas, al final terminó cediendo entre lágrimas, tenía el culo rojo por los golpes que yo le estaba propinando. Le estaba dando su merecido a aquella zorra, así aprendería a no engañarme como a los tontos.

Me cansé de hacer flexiones sobre mi hermana mientras la penetraba, así que la agarré por las caderas y tiré de ella hasta ponerla a cuatro patas. Mi polla volvió a entrar en su culo y otra vez volvió a gritar de dolor, grito que fue respondido de nuevo con un azote bastante fuerte. Empecé a moverla para adelante y para atrás, mientras mi polla entraba y salía de su culo, un culo que ya no ponía impedimentos a la follada que estaba recibiendo. Miré a mi hermana y vi como lloraba mientras sus tetas bailaban al ritmo de las embestidas que yo le estaba dando. Agarré sus tetas y pegué mi pecho a su espalda, luego tiré de ella para arriba mientras la seguía penetrando por el culo. Le di un beso en la oreja y le susurré algo que nunca olvidaría.

“Esto te pasa por engañarme, zorra, la próxima vez que quiera echar un polvo contigo más te vale estar dispuesta”.

Seguí bombeando mi polla una y otra vez dentro de su culo hasta que mis huevos vaciaron su cargamento dentro de ella. Dejé de tocarle las tetas y la lancé boca abajo contra la cama. Se giró y me miró con los ojos empapados en lágrimas pero sonriendo. Había comprendido que no tenía que engañarme, pero sobre todo había comprendido que esta escena algún día se repetiría. Por lo menos cuando me apeteciera echarle un polvo a la zorra de mi hermana.

 
 
 
000000000000000000000000000000000000000000000000000000
 
 

LOBO DOMESTICADO          

 Pasaron varios días y descubrí que empecé a ver a mi hermanita con ojos muy distintos, ella es una jovencita preciosa, pelo negro, piel blanca, pechos deliciosos, rostro perfecto, no podía creerlo, siempre había tenido una mujer tan deseable en mi casa y nunca la vi con nada de morbo hasta ese entonces.

Ya no actuaba concientemente, el deseo y el instinto me dominaron y trace un plan para seducirla, seguramente seria lo mas difícil que hubiera intentado, debía luchar contra los prejuicios naturales del incesto, los míos y los de karen.
Esos días ya no me sentía igual, solo pensaba en lo excitante que seria poseerla
Estaba seguro que lograría no solo manosearla, sino penetrarla al menos una vez, pero también sabía que ello tendría muchas consecuencias, ya no nos veríamos como 2 buenos hermanos a partir del inicio de una relación de sexo, suponiendo que se diese.
Debía reflexionarlo mucho, hacerlo no seria fácil, pero lo de filmarla mientras la poseo, para satisfacerme, con el cuerpo de diosa de mi dulce hermanita,
Era una tarea muy compleja, debía hacerlo en poco tiempo, ocultar la cámara y hacerlo sin despertar sospechas en mis padres.
Pero el ingenio de un hombre lleno de lujuria, no conoce límites, así que decidí apresurar mis planes.
A veces me sentía mal conmigo mismo por el deseo que me provocaba mi hermanita, ella es tan inocente, tan tierna, no merecía ser usada para complacer mis instintos Fije en mi mente ese único objetivo y yo mismo alimentaba el deseo de tenerla gozando y gimiendo al ser penetrada por mi ansioso pene.
Deje de frecuentar a mis amantes y de ese modo la abstinencia seria una motivación extra, comencé a buscar sus prendas intimas y llevarlas a mi cuarto para olerlas y excitarme al masturbarme.
De todas las mujeres que he deseado, ninguna me causaba tanta calentura como karen, era la primera vez que haría algo realmente prohibido y por eso estaba más ansioso.
Pasaba las noches imaginando como se sentiría estar en su calido interior, y el sabor de sus hermosos senos, después de mucho pensar, puse en marcha mis acciones, debía medir el terreno y empezar con cosas simples.
-hola karen, ¿Cómo te fue hoy?

pues bien, fui de shopping con mis amigas y me la pase muy cool
_ ¿y tu novio?
-¿Iván? Ya no salgo con el, me fue infiel y me dolió mucho, no quiero verlo, tiene un mes que terminamos.
Parecía que era muy sentimental y entregada a una sola persona, esto debía abrocharlo de algún modo.
-¿y no lo extrañas?
-pues claro, pero no era la persona indicada
-¿indicada para que?
-pues ya sabes, -sus mejillas se pusieron algo rojas-
-de hecho no se, dime
me da pena contigo, porque eres hombre, pero bueno, la persona indicada para casarme con ella y entregarme por completo.
Yo la veía como hipnotizado, con sus ojos claros, su piel clara y su top que marcaba sus deliciosos pezones, no podía creer que soguera los preceptos de mis padres, lo de ser virgen hasta el matrimonio y esas cosas, pero a sus 17, ya estaba en edad de disfrutar un buen pene, y ese debía ser el mío antes que el de otro.
Con la información que obtuve, deduje que era necesario, llegar a ella por medio de lo sentimental y lo romántico, pero no debía dejar de lado el erotismo, aprovechaba cualquier momento para que me viera solo en bóxer después de bañarme, con ropa ajustada al hacer ejercicio, etc.

EN LA BIBLIOTECA.

HOLA PRINCESITA, GRAX X ACEPTARME, ESPERO K TENGAS UNA LINDA NOCHE, TE MANDO ESTE RELATO, ESPERO TE GUSTE, X CIERTO TIENES MSN O SKYPE?? PASALO PARA PLATICAR X ALLA, VALE BESOSSSSSSS --------------------------------------------------- - - ---------------En la biblioteca

"Voy caminando por los pasillos de la biblioteca publica... y la verdad siento la mirada de los chicos... llevo una pequeñísima minifalda, sin medias... zapatos cómodos eso sí y una blusa que solo va sostenida con un botón justo en mis pechos... voy vestida así pues después me iré de fiesta y debo pasar a la biblioteca a fuerza (tengo examen de mate y debo de revisar algo antes)... ufffff en fin... entro y solo veo al chico encargado de la misma... que se queda con la boca abierta de verme... siempre he ido vestida conservadoramente, así que se impacta al verme así...

Le pido que me diga dónde puedo conseguir unos libros de mate (álgebra) y me lo indica... pero al llegar veo que tendré que subirme a la escalerita y le llamo... es un chico como de unos 29 años, así que llega a mi lado y le digo mi problema... y que me da pánico subirme a las escaleras si no me la sostienen... así que le pido que me sostenga las escaleras...

Se que, al subirme yo le voy a enseñar lo que tapa mi minifalda... una tanguita de hilo dental de encaje negro transparente que deja ver casi todo... así que con todo el morbo de saber que verá lo que escondo, me subo a la escalera y de hecho más de lo que debería, para dejarme ver bien...

Siento cómo se pone nervioso (en tanto él se ofrece a darme asesorias de mate por lo q le digo que lo pensaré).

Yo me tardo más de la cuenta para buscar el libro y me bajo... pero cuando el se mueve para apartarse le pido que no, porque eso es lo que mas pánico me da... el bajarme... así que se queda, sudando y espera... yo pego mi cuerpo al suyo lo más que puedo y al hacerlo siento en mis nalgas la dureza de su pene ya bien duro en sus pantalones y, simulando sorpresa me volteo a verlo y le digo con cara de inocente: "oye... pero ¿¿¿qué es eso tan duro y grueso que sentí al bajar de la escalera???" él tragando grueso no atina a decirme nada pensando que yo me puedo enojar... y sonriendo simplemente dejo el libro en un estante y bajo mi mano sin que él lo note hasta ponerla a la altura de su tronco y sorprendiéndolo se lo toco sobre el pantalón diciéndole: "¡Ahhhh! pero si esto es la cosa dura que sentí entre mis nalguitas... ¡¡¡ummmmmmmm!!!" y comienzo a sobárselo hasta oírle gemir... y sonriéndole le pregunto si, a esa hora, llega gente, él solo atina a mover la cabeza negándolo... por lo que decido que ese chico me va a hacer que valga la pena la ida a la biblioteca... así que entre sobada y sobada mi mano abre el cierre del pantalón y suavemente meto mi mano, aunque no hay mucho espacio...y siento sus calzones apretando ese trozo de carne... así que me arrodillo y le abro el botón del pantalón y ahí mismo, sin quitarle los pantalones, le bajo el calzón hasta dejárselo bajo los huevos... y admiro en todo su esplendor esa verga dura y parada...

Suave empiezo a tocársela... y viéndole a la cara, veo que el chico está muy nervioso, pero sin un ápice de ganas de parar... lo que esta a mi favor... y comienzo a darle lengüetazos suaves por todos lados hasta que, una vez que la tengo bien mojada, empiezo a tragármela... es un buen trozo de carne... con una belleza que me excita aún más.... me muevo suave sobre esa verga deliciosa una y otra vez... sin parar... gozándola tanto como él disfruta con cada mamada que le doy... él sólo se le escucha gemir diciendo muchas cosas que apenas se le entienden... yo lo siento a punto de correrse, así que me detengo pues no deseo que esto ocurra... y me levanto... y le digo que ahora le toca a él darme lo mismo que yo le acabo de dar... y diciéndolo me subo a la escalera hasta quedar a la altura de su boca...y me digo que me la coma... que esta mojadita esperando su boca... y abro las piernas y yo misma aparto el trocito de tela que es mi tanga... y le digo: "ven... come..." y se acerca presuroso y empieza, un poco torpe, a lamerme... se nota que eso nunca lo ha hecho... así que empiezo a susurrarle cómo hacerle... y resulta un alumno aventajado que entiende rápidamente... por lo que en poco tiempo me tiene mas caliente que nada y gimiendo salvajemente... le digo que meta un dedo en mi huequito y lo mueva como si con el dedo me estuviera cogiendo.

Él presuroso me complace y me da lo que pido...

Y empieza ese mete y saca de su dedo mientras con la lengua lame todo lo que de mi cocho sale... y entre gemidos le ordeno meter otro dedo... pero no es suficiente y le pido uno más... y aún así necesito algo más.... así que le digo que mueva esos dedos más y más y que no pare con la lengua.... y él sigue y sigue hasta que me corro violentamente... y me muevo haciendo que se haga para atrás un poco y comienzo a bajar hasta sentarme en uno de los escalones de nuevo... y le digo... "ahora si... dame ese tronco... que mi cosita pide algo grueso y largo dentro... acércate...." y se acerca y me dice, todo nervioso que esa es su primera vez... que ha tenido acercamientos y ha logrado que dos o tres chicas se la mamen... pero que nunca ha cogido... lo que me pone más caliente y le digo que entonces con mas razón debe dármela... que a diferencia de las mujeres, a los hombres no les duele la primera vez... y que yo lo guiare para que no se corra demasiado pronto...

Así se acerca y le coloco la cabeza de su tronco en la entrada de mi rajita y le digo que de un empellón hasta el fondo y la meta... a lo que obedece y me la mete hasta el fondo lo que a los dos nos arranca un gemido... y le digo que empiece a moverse suave, muy suave.... y así le hace... y empezamos a gozar deliciosamente... En mi cabeza pasan imágenes eróticas deliciosas... imágenes mías enseñando a ese chico a coger como debe ser.... y me digo que ese será el próximo proyecto que comience... así sintiéndolo entrar y salir una y otra vez, le digo que acelere un poco, pero sólo un poco... y él acelera la cogida... dándome un placer infinito a pesar de su inexperiencia...

Y nos movemos más y más... y lo siento deliciosamente dentro de mí... pero quiero enseñarle dos o tres cosas más antes de que se corra... así que le pido que pare y me bajo de la escalera y dándole la espalda le digo que me coja por detrás.... y se acerca y me la mete y le pido que ahora sí bombee como si de su vida dependiera de ello... pero que antes de correrse, se detenga... y así lo hace y ¡¡¡cómo se mueve!!! ummmmmmmmm lo único un poco incomodo es la tanguita que solo esta a un lado... pero ni eso me importa... así que le digo y lo estimulo diciéndole que me coja más... que es muy rico lo que me hace y que no pare... que me lo de todo y que es muy bueno... y siento como se desboca salvajemente porque empieza a moverse más y más y más... y me hace gemir una y otra vez mientras se van siguiendo una serie de corridas que solo mojan más y más su verga y sus huevos... y cuando esta por correrse, se detiene bruscamente dentro de mí... por lo que le digo que suave se salga... muy suave que no quiero que se corra aún... cuando lo noto más tranquilo me volteo de nuevo y le digo que ahora me lo meta para ello me muevo hacia una mesa y le digo que se acerque... me subo a la mesa y le coloco yo misma las piernas en sus hombros y le digo que ahora sí, me lo meta en la rajita y se mueva sin parar hasta derramar su leche dentro de mi cueva... por lo que se da a la tarea de dármelo todo... se mueve de maravilla y sólo le susurro que me agarre las tetas y me las masajee hasta correrse y dejarme con una buena serie de orgasmos a mí...

Se mueve frenético y siento ese cacho de carne rozarme todo el cocho mientras una y otra vez siento como me corro... es una serie de orgasmos maravillosos que me tienen loca... y seguimos sin parar ese mete y saca hasta que entre gemidos me dice que se va a correr... y le digo que acelere más... y al mismo tiempo que yo el se corre...

Al terminar y darle tiempo a recuperarse, le beso y abrazo y le digo que, si el quiere, yo puedo visitar la biblioteca varias veces a la semana para instruirlo en esa materia... a lo que me responde entusiasmado que sí... A la vez que yo demando mis asesorias de matemáticas, él entusiasmado me dice que cuando quiera.

Los dos, al terminar, nos acomodamos la ropa... yo tomo el libro y hablando de lo más normal me dirijo al mostrador... él detrás de mí hace lo mismo y estamos en esa cuando llega una señora mayor... el chico y yo nos vemos a los ojos de manera cómplice y nos reímos... y le digo que en dos días regresaré el libro... él sonríe y me dice: " la estaré esperando el lunes entonces... disfrute mucho el libro..." y salgo sonriente... deseando que sea lunes... y darle la segunda lección a mi alumno nuevo..."
.  

 
 
 
 
NECESITABA
Guillermo

Hola mi niña linda, sabes gracias a Dios he tenido mucho trabajo y no he podido sentarme a escribirte. Disculpa el que no haya escrito antes. Con muchas prisas apenas pude leer tu mensaje, cosa que me alegro el día incluso la semana. Y me dejo pensando en ti. Soñando con ese beso que tanto anhelo.

No ha sido solo de pacientes con lo que me he ocupado, tengo un invento que terminar, diseñar publicidad para la clínica. Hacer convenios de descuentos para empresas. Y por si fuera poco estoy en juntas para abrir una constructora con unos amigos. Claro también están la familia y los amigos.

Necesitaba un poco de tiempo para cerrar mis ojos y abrirlos solo para escribirte, soñarte y contemplarte en mi mente.
Necesitaba un momento asolas para que fluyera esto que solo vive en mi y contártelo
Necesitaba una música suave para soñar con tu presencia y bailar en mi mente
Necesitaba soñarte para recargar mi corazón de alegría
Necesitaba un cigarrillo para ver tu rostro en el humo
Necesitaba un té de canela para disfrutar al tomarte
Necesitaba sentir tu pelo con mis manos pero esas muy lejos
Necesitaba tu presencia y te extrañe con vehemencia
Necesitaba un beso de tus labios que acompañara esta soledad
Te necesitaba a mi lado y quise que lo supieras.
Tengo la música, el té, el cigarrillo, solo faltas tú.

Te mando un beso con sabor a te de canela
Ojla y si te puedas dar una escapadita y conocernos, te dejo mi mail. gcom72@hotmail.com y el tel de mi consultorio 24547362 y el de mi cel: 55-2088-0661
GUILLERMO

 
 
 
0000000000000000000

RECORDAR ES VOLVER A VIVIR, . . . . Lobito

 

ESTO ME PASO CON OTRA DE MIS HERMANAS (LA MENOR) QUE POR CIERTO SEGUIMOS FOLLANDO EN SECRETO.
Tengo una hermana dos años menor que yo, cuando tenia 21 años pensé que ya no tendría que cuidar más de ella, capricho de la naturaleza, que hizo que mi hermana fuera una chica bastante guapa y perseguida por muchos jilipollas, de los que yo conocía sus intenciones. No podía evitar enfadarme viendo como la zorra de mi hermana se vestía provocativa y pasaba de mis consejos, siempre iba a buscar a mis amigos. Juraría que incluso se me había insinuado unas cuantas veces pero eso siempre lo achaqué a las hormonas descontroladas típicas de su edad. Era mi hermana y por muy buena que estuviera nunca me la follaría…. ¿nunca?.

La fiesta era en casa de Richi, el niño rico y, por suerte para nosotros, consentido en lo que a fiestas sociales se refiere. Su madre le permitía todo desde que su millonario padre había fallecido. Ese fin de semana la madre de nuestro amigo se fue a ver a unos familiares, escusa perfecta para hacer una fiesta en mi lugar favorito, la casa de Richi significaba que no faltaría de nada para beber ni comer. Ahí estábamos los 4 de siempre, poco a poco fueron llegando mas invitados, los invitados traían a amigos y amigas y fueron llenando el jardín de la casa de mi colega. Había un barril de cerveza como en los bares, un par de cubos de sangría y una gran mesa entera llena de patatas, frutos secos, embutidos… Incluso se permitió el lujo de poner una barbacoa. Las fiestas en casa de Richi siempre eran las mejores porque no escatimaba en gastos a la hora de satisfacer a sus amigos.

Me dejé llevar por la emoción de estar rodeado de tanta gente, bebí bastante cerveza y no comí gran cosa, por lo que el alcohol no tardó en hacer su efecto. De pronto Toni, mi vecino, me viene riendo y diciendo que dos chicas querían conocerme. Miré a donde señalaba y una chica empezó a saludarme, le levanté la mano devolviendo el saludo y se acercó hacia mí con una copa de whisky con cola, mi “cubata” favorito. Me tomé ese vaso casi de un trago, la chica que se llamaba Patricia empezó a retozar conmigo y me trajo otro cubata. Había ligado y sin tener que trabajarme a ninguna chica. Creo que me tomé unos cuatro cubatas mientras Patri no paraba de rozarse conmigo bailando, pegaba sus pechos a los míos, me daba piquitos en los labios, apretaba su culo contra mi polla. Yo estaba totalmente borracho pero consciente de que esa chica quería echar un polvo. Qué casualidad, yo también quería. De pronto Patricia desapareció y tras cinco minutos volvió con su bolso, me preguntó si yo estaba en condiciones de echar un polvo, me sorprendió que fuera tan directa a pesar de lo salido que me estaba poniendo sus continuos roces. Por supuesto que le dije que sí, así que me llevó de la mano hasta las habitaciones de invitados.

Mi amigo Richi siempre dejaba esas habitaciones para las parejas que conseguían triunfar en sus fiestas. Con la borrachera que tenía me estaba costando trabajo seguir a su ritmo, pero llegamos a la habitación sin problemas, cerró la puerta por dentro para que nadie nos sorprendiera y empezó a desnudarse. Se quedó en ropa interior mientras yo, con una cara de tonto, la miraba. Empezó a reírse y me tiró a la cama para desnudarme, se dio cuenta de que yo no estaba en condiciones de valerme por mi mismo. Me tumbó boca arriba en la cama y como si fuera una profesional me quitó toda la ropa en dos minutos. Se tumbó encima mía y empezó a comerme la boca, yo aún tenía los calzoncillos puestos y ella su ropa interior. Con torpeza acerté a desabrocharle el sujetador y sus tetas se presentaron ante mis ojos. Parecían dos grandes naranjas, redonditas y firmes. Me apoderé de ellas y empecé a manosearlas mientras ellas movía sus caderas encima de mi polla, los calzoncillos no me dejaban penetrarla y me moría de ganas por hacerlo. Patricia empezó a besarme la boca repetidas veces, de pronto paró y me quitó los calzoncillos. Vio que mi polla no estaba totalmente empalmada así que empezó a lamerla y luego se la metió entera en la boca. A pesar del alcohol que corría por mis venas mi polla no era ajena a lo que estaba viviendo, no tardó mucho en empalmarse debidamente. Patri se me volvió a tirar encima y dándome un beso me dijo que quería follar a oscuras. Yo le respondí que quería follar, me daba igual con luz o sin ella así que entre risas se levantó y apagó la luz.

Poco tardó en volver hacia mí, a tientas me encontró tumbado en el centro de la cama, noté como sus manos tocaban mi cuerpo buscando primero mi polla y luego mi boca. Empezó a besarme con una pasión que antes no había, sus labios fueron bajando hasta mi polla. La tomó con su mano y le dio un suave masaje, luego la empezó a lamer despacio, sólo por fuera. Yo seguía bajo los efectos del alcohol que me había tomado, pero notaba esa agradable sensación de unos labios carnosos tocando mi rabo. Los labios de aquella mujer se abrieron dejando entrar a mi polla, tenía la lengua empapada en saliva y estuvo lubricando todo mi prepucio. Sus labios se vieron acompañados de su mano, me brindó una paja placentera acompañada de continuas mamadas. Estuvo así un buen rato, bajando y subiendo la cabeza, pajeando mi polla con sus labios y su mano, haciendo que yo disfrutase, un poco inhibido por el alcohol pero sólo me provocaba que mi eyaculación se atrasara aún más. El placer era igual sentido.

Sin decir nada dejó de comerme el rabo y se sentó encima mía, noté como agarraba mi polla con sus manos y dejaba la punta justo entre los labios de su coño. Poco a poco empezó a bajar, hasta que la tuvo entera dentro, luego agarró mis manos y las llevó a sus pechos que ya estaban mas tiernos, me gustaban mas así, podía manosearlos a mi antojo. Empezó a moverse haciendo que mi polla entrara y saliera de ella, al principio era un movimiento suave pero no tardó en acelerarse. Mis manos bajaron de sus pechos a su culo, acompañaba sus movimientos de cadera para hacer más fuerte las penetraciones, el ritmo iba subiendo cada vez más, mis manos la agarraban con fuerza y cada vez que ella bajaba yo subía mis caderas de golpe. La estaba penetrando con dureza aunque ella parecía no quejarse, por el contrario sujetaba mis manos contra su culo para que la agarrase más fuerte. También ella hacía por aumentar la violencia de las penetraciones, se subía y se dejaba caer con fuerza, parecía que eso le gustaba. A pesar de mi borrachera estaba empezando a llegarme el orgasmo, los movimientos de aquella zorra estaban haciendo que mi polla disfrutara de lo lindo.

Empecé a gemir y mis gemidos fueron ahogados por los suyos, estaba a punto de correrse ella también. La escuchaba jadear mientras apretaba con más fuerza mis manos contra sus caderas, parecía que no quería que la soltase nunca. Mi respiración se estaba acelerando, estaba a punto de correrme. Noté en mi polla como el coño que me estaba follando empezaba a humedecerse más de la cuenta. Sus gritos me sonaban familiares aunque era la primera vez que follaba con esta tía. Empecé a correrme y cuando ella notó la primera oleada de leche en su coño gritó entre gemidos: “¡ahora!”.

Es verdad, mi semen se estaba esparciendo por dentro de ella pero ese grito no se refería al anuncio de mi corrida. La voz que gritó me resultó muy familiar, de pronto un fogonazo me cegó, se había encendido la luz. Parpadee varias veces y a los pocos segundos cuando pude ver en condiciones sentí como si un rayo atravesara mi polla. Aquella tipa que me estaba follando no era Patricia, la que tenía encima mía cabalgando como una salvaje y follando como una loca era mi hermana. La muy cabrona no soltaba mis manos, las seguía apretando contra sus caderas mientras se seguía moviendo su coño de arriba abajo, exprimiendo mis huevos que no paraban de derramar toda la leche dentro de su coño.

Patricia nos miró desde donde estaba el interruptor de la luz, había sido ella quien se había puesto de acuerdo con mi hermana para que me la follase. La puta de mi hermana no paraba de moverse con mi polla dentro. La miré con cara de odio y ella me miraba mordiéndose los labios con una cara mezcla de placer y maldad. Me saludó diciéndome “hola hermanito” mientras seguía apretando mis manos contra sus caderas al ritmo de las penetraciones. No me lo podía creer, me habían engañado como a un tonto, había pasado de estar acostado con una chica bastante guapa, hasta que apagó la luz y entró mi hermana, supongo que estaría escondida en el armario. La muy cabrona me había comido la boca como si le fuera la vida en ello, me había hecho una mamada increíble y echado un polvazo bestial. Estaba sorprendido y enfadado, aún tenía a mi hermana encima, aunque ya se había corrido y había parado de saltar. Estaba cansada y se dejó caer sobre mi, me abrazó y quiso darme un beso pero en vez de eso lo que hice fue darle una hostia con el revés de la mano en su cara.

Estaba enfadado con ella. Me la quité de encima y cayó a mi lado entre risas y lágrimas. Yo estaba preso de la ira y me puse encima de ella a gritarle lo zorra que era, la insulté con todas las palabras y sinónimos de puta y zorra que se me habían ocurrido. Sus risas me ponían nervioso así que la agarré por las muñecas y empecé a gritarle si sabía lo que acababa de hacer. - “Si, echar un polvazo contigo, reconoce que te ha gustado”.

No mentía, había disfrutado desde la primera mamada, pero estaba muy enfadado con ella así que le sacudí otra bofetada con la otra mano. En vez de llorar empezó a reírse así que me puse de rodillas delante de ella, que estaba tumbada boca arriba y le dí otro par de bofetadas. Patricia se llevó las manos a la cabeza al ver aquella escena pero mi hermana, en vez de llorar lo que hizo fue abrir sus piernas y atraparme entre ellas. Estaba claro que quería follarme otra vez. Mi odio fue mayor, pero en vez de seguir abofeteándola lo que hice fue penetrarla, penetrarla una y otra vez mientras la agarraba por las caderas. Tuve que levantarla un poco para poder follármela pues yo tenía las rodillas entre sus piernas. La agarré por la cintura y llevé su cuerpo hasta mí una y otra vez, intentando hacerle todo el daño posible. La estaba penetrando con dureza y ella se quejaba entre gemidos de placer.

De buenas a primera elevó su cuerpo hasta pegar su pecho con el mío, me encontré que mi polla se había quedado dentro de ella hasta el fondo y no podía sacársela, tenía el cuerpo de ella encima mía y la cabrona empezó a besarme. Le dí un empujón con las manos y la caí a un lado boca abajo, escuchaba sus gemidos, entre placer y dolor, mientras me decía que yo sabía tratar a una mujer. Tenía la cara pegada a las sábanas, pude ver como su culo subía y bajaba al ritmo de sus respiraciones. Era hora de castigarla de verdad.

Miré su culo, estaba mojado con sus propios flujos y el resto de la corrida que le solté antes. Me escupí en la mano y lubriqué mi polla con mi saliva. Tomé a mi hermana por las caderas y me puse detrás de ella. Sabía qué era lo que iba a pasar y empezó a forcejear conmigo, logré meterle la punta de la polla pero ella con un grito se echó para adelante. Eso me enfadó aún más y lo que hice fue tirarme encima de ella. Estaba boca abajo y no tenía escapatoria, puse la punta de mi polla en su culo y empecé a empuj

Espacios  
 
LIGAS:

www.amqc2.netfirms.com

www.pusinsuyu.com
www.brownberets.info
www.juancarlo2.ndtfirms.com
www.tonatiuh1.nettfirms.com



...............

Visite nuestra pagina DIVERSION en Acapulco. DIVERSION.

Conozca las PLAYAS DE ACAPULCO. PLAYAS/LA QUEBRADA.

Lo invitamos a visitar LA COSTERA NOCTURNA.

Forme parte del CLUB DE AMIGOS del Noticiero de Acapulco y participe en los proximos sorteos. CLUB DE AMIGOS, haga clic en la lista de la izquierda, es gratuito.

Visite nuestra página dedicada a nuestros HEROES. HEROES.

Conozca los mejores HOTELES DE ACAPULCO. Aqui encontrará de todo para hospedarse al precio que guste. HOTELES DE ACAPULCO. HOTELES.

Quiere comer fuera esta noche? Consulte nuestra página RESTAURANTES DE ACAPULCO antes de salir con su novia, su esposa o sus hijos. RESTAURANTES DE ACAPULCO. RESTAURANTES.


Sabe lo que piensan nuestros compatriotas cuando se encuentran lejos de México? Descúbralo en la sección TESTIMONIOS y denos usted también su opinion sobre lo que ha vivido allá, fuera de México. TESTIMONIOS. TESTIMONIOS.

OPINION. Es la sección donde ustede se informa sobre lo que piensan otras personas que escriben para dar su opinion sobre diferentes sujetos. No se pierda la sección OPINION. OPINION.


LEYENDAS. No se pierda la lectura de una de las mas bonitas páginas y aprenda sobre el origen de nuestra nacion en LEYENDAS. En LEYENDAS se plasma la parte fundamental de México. LEYENDAS.






 
Advertisement  
   
Today, there have been 1 visitors (1 hits) on this page!
=> Do you also want a homepage for free? Then click here! <=